martes, 28 de enero de 2014

VIDEO DE LA PLENARIA INAUGURAL DICTADA POR LA MAESTRA ALBA MARTINEZ OLIVÉ SUBSECRETARIA DE EDUCACIÓN BÁSICA

Buenas noches, estimados lectores, este vídeo de la plenaria dictada por la maestra Alba Martínez Olivé, Subsecretaria de Educación Básica,  en donde nos da una idea de la postura de la SEP, y organismos  gubernamentales con respecto a la Educación.
Vídeo desde mi punto de vista muy interesante, que considero yo reproducir y analizar en el Consejo Técnico escolar 

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=iCSEbq02K1U

martes, 28 de enero de 2014

Las escuelas tapatías, en alerta para prevenir brote de influenza

'Si el niño está enfermo, mejor que no vaya a la escuela''. Crónica
GUADALAJARA, JALISCO (24/ENE/2014).- No hace falta preguntarle dos veces a Óscar si lo han inyectado recientemente cuando ya le buscó una salida a su hombro, por la manga de la playera de su uniforme, para enseñar la herida con parche blanco que le dejó el piquete. 

"Es por la influencia"; Óscar presume su hombro y presume estar informado de por qué antier le picaron con una jeringa; ayer no fue a la escuela porque sentía "sabe qué cosas" en ese brazo. 

Al lado suyo, para oreja Carolina, su compañera de salón; tampoco hay que insistirle para que cuente que ya la vacunaron contra la influenza y que no le dolió porque se siente como un piquetito de hormiga y ya. 

Los dos platican sin distraerse de rellenar bien los espacios en su libro de colorear, su primera actividad del día en la escuela. Es el grupo de primer grado de la Urbana 184 "México Unido" y, a la vista, reluce por su prevención: los niños van abrigados, desde el cuello hasta los dedos, de ser necesario. En los pupitres de algunos descansan pomos con gel antibacterial y sobre el cuello de otros, cubrebocas.

Son las medidas básicas que se hablan con los padres de familia en las juntas, explica la maestra, Alejandra Ramírez. Ya, si comienzan a detectar que algún alumno está enfermo, el primer paso es llamar a los papás, para dar aviso de que lleven al niño al médico y lo dejen en reposo.

"Si el niño está enfermo, mejor que no vaya a la escuela", no es sólo por el rendimiento del alumno, que en condiciones poco sanas, difícilmente atenderá de lleno sus clases, sino porque la vulnerabilidad en las defensas de los pequeños provoca que con rapidez se propaguen los virus en los grupos escolares, explica la profesora. 

Es fácil detectar cuando un niño está enfermo: les cambia el semblante, están más decaídos y llegan las señales evidentes como el sonido del reflujo o de la tos. Se cita al padre, y si se considera necesario, se le pide que en ese momento recoja al pequeño, comenta la maestra de quinto grado, Gabriela Aguilar. 

Sin embargo, hay quienes con todo y el malestar mandan a sus hijos a la escuela porque no tienen quién se los cuide durante la jornada; incluso cuando previamente se le advierte a los padres que por ser motivos de salud darán facilidades para que los niños falten y se pongan al corriente, aunque sean períodos de exámenes, agrega la profesora. 

PARA SABER

La SEJ toma medidas por la influenza

La Secretaría de Educación anunció que para cerrarle la puerta a la influenza, que hasta ahora ha provocado 81 casos de contagio y tres fallecimientos en el Estado, se instruyó a los profesores a estar alertas a que si detectan niños con síntomas de esta enfermedad, los regresan a sus casas. En las escuelas de Jalisco todavía no se toman medidas mayores como repartir cubrebocas o gel antibacterial. 

De hecho, el gobernador, Aristóteles Sandoval, descartó que sea necesario declarar una alerta epidemiológica en el Estado a causa de la influenza, pues no hay los casos suficientes para ello. 

 EL INFORMADOR/ ALEJANDRA PEDROZA INFORMADOR

Las escuelas tapatías, en alerta para prevenir brote de influenza

'Si el niño está enfermo, mejor que no vaya a la escuela''. Crónica
GUADALAJARA, JALISCO (24/ENE/2014).- No hace falta preguntarle dos veces a Óscar si lo han inyectado recientemente cuando ya le buscó una salida a su hombro, por la manga de la playera de su uniforme, para enseñar la herida con parche blanco que le dejó el piquete. 

"Es por la influencia"; Óscar presume su hombro y presume estar informado de por qué antier le picaron con una jeringa; ayer no fue a la escuela porque sentía "sabe qué cosas" en ese brazo. 

Al lado suyo, para oreja Carolina, su compañera de salón; tampoco hay que insistirle para que cuente que ya la vacunaron contra la influenza y que no le dolió porque se siente como un piquetito de hormiga y ya. 

Los dos platican sin distraerse de rellenar bien los espacios en su libro de colorear, su primera actividad del día en la escuela. Es el grupo de primer grado de la Urbana 184 "México Unido" y, a la vista, reluce por su prevención: los niños van abrigados, desde el cuello hasta los dedos, de ser necesario. En los pupitres de algunos descansan pomos con gel antibacterial y sobre el cuello de otros, cubrebocas.

Son las medidas básicas que se hablan con los padres de familia en las juntas, explica la maestra, Alejandra Ramírez. Ya, si comienzan a detectar que algún alumno está enfermo, el primer paso es llamar a los papás, para dar aviso de que lleven al niño al médico y lo dejen en reposo.

"Si el niño está enfermo, mejor que no vaya a la escuela", no es sólo por el rendimiento del alumno, que en condiciones poco sanas, difícilmente atenderá de lleno sus clases, sino porque la vulnerabilidad en las defensas de los pequeños provoca que con rapidez se propaguen los virus en los grupos escolares, explica la profesora. 

Es fácil detectar cuando un niño está enfermo: les cambia el semblante, están más decaídos y llegan las señales evidentes como el sonido del reflujo o de la tos. Se cita al padre, y si se considera necesario, se le pide que en ese momento recoja al pequeño, comenta la maestra de quinto grado, Gabriela Aguilar. 

Sin embargo, hay quienes con todo y el malestar mandan a sus hijos a la escuela porque no tienen quién se los cuide durante la jornada; incluso cuando previamente se le advierte a los padres que por ser motivos de salud darán facilidades para que los niños falten y se pongan al corriente, aunque sean períodos de exámenes, agrega la profesora. 

PARA SABER

La SEJ toma medidas por la influenza

La Secretaría de Educación anunció que para cerrarle la puerta a la influenza, que hasta ahora ha provocado 81 casos de contagio y tres fallecimientos en el Estado, se instruyó a los profesores a estar alertas a que si detectan niños con síntomas de esta enfermedad, los regresan a sus casas. En las escuelas de Jalisco todavía no se toman medidas mayores como repartir cubrebocas o gel antibacterial. 

De hecho, el gobernador, Aristóteles Sandoval, descartó que sea necesario declarar una alerta epidemiológica en el Estado a causa de la influenza, pues no hay los casos suficientes para ello. 

 EL INFORMADOR/ ALEJANDRA PEDROZA INFORMADOR

No hay comentarios:

Publicar un comentario